Trastorno orgánico de la personalidad y del comportamiento

el trastorno se produce por el conjunto de alteraciones o cambios de los rasgos de la personalidad de una persona, producto de un daño orgánico demostrable. Los cambios más frecuentes de observar son las alteraciones en la expresión de emociones (deficiente o excesiva), labilidad emocional, desinhibición de impulsos y satisfacción de necesidades sin cumplir con las normas sociales tales como robos, requerimientos sexuales inapropiados, voracidad al comer, descuido de la presencia e higiene personal, etc.

Como causas desencadenantes se encuentran las encefalitis de origen viral o bacteriano, frecuentemente reversible; los traumatismos encéfalo-craneal, con pérdida de conciencia. 

Alteraciones y trastornos de la personalidad: ¿en niños y adolescentes?

Un trastorno de la personalidad se puede caracterizar como un estilo persistente de experiencias internas y de un comportamiento que se desvía de las expectativas de la cultura de la persona en forma notable, además es generalizado, es decir, afecta a diferentes áreas de su vida; y es también inflexible (con dificultad para cambiar).

Su inicio se remonta a la adolescencia o principios de la adultez, por lo que se vuelve estable en el tiempo, conduciendo a sentimientos de aflicción en la persona y a un deterioro de sus relaciones sociales. De este modo resulta complejo etiquetar a un

(Leer más)


Comentarios recientes

Cerrar